¿Cómo influye la luz en nuestras emociones?

“Todo aquello que hacemos y percibimos tiene a la vez un componente cognitivo y uno afectivo y no podemos escapar a este afecto, ya que se halla siempre presente en nuestras vidas…” Donald Norman

¿Qué sería de los mexicanos sin la luz verde, blanca y roja en septiembre?, o ¿qué sería de los artistas en sus conciertos sin los modernos juegos de luces? ¿o de los centros comerciales y ciudades sin la iluminación navideña? Se los pueden imaginar…Hagamos un ejercicio de imaginación; en mi pequeña ciudad nos reunimos la gran mayoría de los habitantes y festejamos el aniversario de la Independencia de México, ondeando nuestra hermosa bandera que nos llena de orgullo y que nos hace felices como mexicanos (por lo menos en ese día) acudimos a la Plaza Pública para escuchar el “Grito de Dolores” que nos diera patria y libertad; de pronto, volteamos a ver la Plaza y nos damos cuenta que no ha sido iluminada para el gran festejo; vemos que el presidente de mi pueblo está dando “el grito”, pero el Palacio Municipal está como todos los días; sin vestirse de galas con las luces de México…seguramente se le ha quitado la emoción completa a tan esperado momento. En Navidad podemos hacer el mismo ejercicio y saldremos más frustrados que en el primer ejercicio, ya que se trata de una fecha que recordamos siempre con luces.

blog1

Amparo Berenice Calvillo Cortés, hizo una tesis de doctorado llamada “Luz y Emociones: Estudio sobre La Influencia de la Iluminación Urbana sobre las Emociones, tomando como base el Diseño Emocional” , en ella nos  dice que  en algunos campos, el diseño de la iluminación persigue objetivos emocionales intencionados en el espectador como en los espectáculos, el cine, el alumbrado comercial entre otros. Pero, incluso, en los casos en los que la iluminación no persigue estos efectos, la respuesta emocional existe, positiva, negativa, o indiferente.

Las emociones, como ahora sabemos cambian el modo en que la mente humana resuelve los problemas y se adapta al medio ambiente. Las emociones son parte del conocimiento y un fenómeno de capacidad de respuesta: “el sistema emocional es capaz de cambiar la modalidad operativa del sistema cognitivo”.

Las emociones, también, secundan los procesos de toma de decisiones y de actitudes, de predisposición o rechazo, por eso las emociones son tan importantes. Sin embargo, las emociones positivas son esenciales para el aprendizaje, la curiosidad, el pensamiento creativo y el interés, como lo ha demostrado la psicóloga Isen (2004) y sus colaboradores: “un estado de ánimo alegre amplía los procesos intelectivos y facilita el pensamiento creativo”

blog2blog3

En paralelo una tendencia actual en las teorías del Diseño concibe la emoción del usuario como uno sus principales objetivos. Las teorías del diseño remarcan la importancia de las emociones.   De igual forma los estudios sobre la percepción visual han demostrado que la información contenida en las imágenes no solo es objetiva sino que influye de forma personal sobre el observador y por lo tanto sobre sus emociones.

Cuando decimos la palabra “Luz”, para cada persona significa algo diferente; un cineasta, un arquitecto, un artista, un soñador…

Palacio Municipal Veracruz 002

Te has preguntado por qué la gente es más feliz en los países que tiene más horas de sol, quizá la respuesta sea que en nuestra vida necesitamos tener una luz que nos de confianza, seguridad, esperanza, calidez.